El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Mantenimiento preventivo de equipos de ventilación

Publicado por S&P el Jul 02, 2021
0 comentario

El mantenimiento es esencial para que se pueda preservar en buen estado un equipo, sea el que sea. Muchas de las fallas presentadas en los ventiladores pueden ser evitadas con el cuidado apropiado. Así mismo, de acuerdo con nuestra experiencia en algunos casos se toma el mantenimiento como si la limpieza lo fuera todo, desde luego que es parte importante, sin embargo, existen más procesos de fondo que se deben ejecutar para garantizar un adecuado el funcionamiento futuro del equipo. Veamos algunas recomendaciones.

¿Cómo realizar un adecuado mantenimiento?

Cada empresa y cada persona pueden tener su metodología ya establecida para ejecutar un mantenimiento, a pesar de ello cada fabricante de equipos da unas pautas que se deben realizar para hacer un buen trabajo, S&P tiene las propias y a continuación les indico las principales a tener en cuenta:

– El personal debe ser calificado, evita que alguien que no tenga el conocimiento adecuado manipule el equipo.

– Utiliza todas las medidas de seguridad, usa arnés, guantes y demás.

– Siempre verifica que el equipo este apagado y usa una marcación para informar que no se debe encender hasta que tú lo indiques.

– Revisa el motor, verifica su funcionamiento midiendo el amperaje, no debe pasar el indicado en placa. También mide el voltaje que recibe debe estar +- 10% por encima o por debajo.

– Inspecciona el rotor, busca grietas, dobleces y demás imperfecciones.

– Verifica y lubrica los rodamientos, recuerda que el fabricante del equipo o del rodamiento te dirá el tiempo de intervalo de lubricación necesario.

– Si el ventilador es de transmisión por correas, debes cambiar la correa en cada jornada.

– Si por algún motivo el equipo muestra señales de oxidación debes limpiar la zona afectada y cubrirla con una pintura anticorrosiva, si la oxidación es muy alta se debe verificar si existe algún agente oxidante en el ambiente donde se encuentra instalado, en este caso es necesario evaluar si el equipo tiene el recubrimiento adecuado para soportar la corrosión.

– Limpia el equipo en su totalidad, retira grasas y cualquier residuo que se encuentre en la superficie del rotor, caracol, carcasa, motor y demás.

¿Cada cuánto se debe realizar el mantenimiento?

Generalmente para equipos de ventilación se consideran jornadas de mantenimiento cada 3 meses. Aunque es lo habitual, es necesario para algunas aplicaciones tener tiempos más cortos entre mantenimientos, ya que algunos equipos reciben más carga de contaminantes y otros tienen funcionamientos de 24h y 7 días a la semana. Sin embargo, en esos casos que se salen de la normalidad, es el proveedor del mantenimiento quien puede informar al cliente sobre la necesidad de hacer más jornadas. En los casos en que no se pueda definir el tiempo adecuado entre cada revisión, es mejor consultar al fabricante para que pueda guiarlos.

¿Qué hacer cuando se encuentra una falla en el equipo al momento de hacer el mantenimiento?

En estos casos lo primero es saber si el equipo está en garantía o no, ya que si el equipo aún tiene vigente la garantía es mejor informar la fabricante y que el indique las pautas a seguir para solucionar el problema. Evite hacer arreglos ya que cualquier modificación de un equipo cubierto por la garantía, puede dejarlo sin el respaldo adquirido por la compra. 

Por otro lado, si el equipo ya está fuera de la cobertura por la garantía, esto le da más libertad al cliente de intervenir el equipo y conseguir el repuesto donde mejor lo considere, sin embargo, siempre es mejor que sea suministrado por el fabricante del equipo. Ya que se evitará hacer adaptaciones que puedan cambiar el performance del ventilador, afectando su desempeño y funcionalidad.

En el caso de que la falla sea repetitiva se debe analizar la instalación, monitorear el funcionamiento, caudal, presión y amperaje, los contaminantes presentes en el aire manejado, temperaturas máximas y mínimas de trabajo, frecuencias de mantenimientos, entre otros. E informar al fabricante para que este pueda hacer un seguimiento del ventilador y determinar el porqué de la recurrencia del problema. 

Finalmente, es importante tener claro cómo y cuándo debe hacerse el mantenimiento ya que de esto dependerá la vida útil de los equipos, así mismo, antes de hacer una reclamación por el funcionamiento de un ventilador, verifique que tenga las jornadas de mantenimiento indicadas por el fabricante y que se hayan realizado de la mejor manera posible.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *