El Blog de la ventilación eficiente

El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Una nueva normativa para la eficiencia energética

Publicado por S&P el Oct 14, 2019
0 comentario

La normativa para la eficiencia energética en la construcción y el uso eficiente de los edificios a lo largo de su vida útil se sitúan en las cuestiones centrales que tenemos que abordar en el actual proceso de transición energética que está transformando el sector.

Muestra de ello es que uno de los objetivos más ambiciosos que debemos alcanzar en 2050, es contar con un parque edificado completamente descarbonizado, resultado de la transformación de los edificios existentes en edificios de consumo casi nulo (EECN).

En este proceso de largo plazo tendremos que ir superando distintos escenarios en el transcurso de cada década, de manera que los cambios puedan ser progresivos y monitoreados. En este panorama, nos encontramos con un hito muy próximo. El inminente año 2020 es el momento marcado por la Unión Europea para que los países miembros presenten la regulación que determina los nuevos criterios de la normativa para la eficiencia energética.

Una cuestión de Estado

Cada Estado ha de definir la estrategia a largo plazo que hará posibles las expectativas puestas en 2050. Este compromiso deberá contemplar de manera explícita reducciones de emisión de carbono en ámbitos como el industrial, la calefacción y refrigeración o la construcción residencial y terciaria. Como vemos, el sector de la construcción es un ámbito que se enfrenta a asimilar grandes cambios para adaptarse a este nuevo contexto normativo.

Dicho esto, el conocimiento de la legislación se convierte en algo fundamental para hacer posible todo este proceso. Desde este blog, hemos mantenido un seguimiento del desarrollo de la normativa, que ha evolucionado en los últimos tiempos para adaptarse a un contexto acorde a los esfuerzos y las exigencias internacionales.

En 2018 el Reglamento (UE) 2018/1999, sobre la gobernanza de la Unión de la Energía y de la Acción por el Clima, sentó las bases para la redacción de los planes nacionales que tendrían que diseñarse de manera urgente para alcanzar objetivos vinculantes en la UE para la reducción del 40% de las emisiones de carbono, entre otros aspectos.

Según lo previsto por este reglamento, se presentó en febrero de 2019 el Marco estratégico de energía y clima, energías y tecnologías renovables, dirigido a contextualizar el escenario que se aproxima. Se apoya en tres pilares centrales:

  • Ley de Cambio Climático y Transición Energética
  • Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030
  • Estrategia de Transición Justa

Entre estas líneas de acción, nos parece especialmente relevante para el sector el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), cuyos objetivos ya hemos ido anunciando. De manera resumida son:

  • La eficiencia energética es la prioridad en toda actividad que afecte al clima.
  • Autosuficiencia e independencia energética.
  • Transformación del sistema de susministro energético y reducción de la demanda energética.
  • Descarbonización del parque inmobiliario en 2050.

El importante rol de las certificaciones

En este panorama, encontramos que merece especial atención el papel que juegan las certificaciones, ya que el conocimiento de sus objetivos de evaluación nos da grandes pistas acerca de las acciones que hemos de llevar a cabo.

Uno de estos sellos es el ya enormemente conocido Passivhaus, que centra su enfoque en la idoneidad de cinco principios: la disposición de un aislamiento térmico correcto, instalación de carpinterías de altas prestaciones, eliminación de puentes térmicos, asegurar la estanqueidad para evitar filtraciones de aire y ventilación con recuperación de calor.

Directiva ERP

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *