El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Los barrios más sostenibles e innovadores del mundo

Publicado por S&P el May 04, 2020
0 comentario

Sostenibilidad y conciencia ecológica no son un capricho pasajero ni una moda. A las ventajas para la ciudadanía se les suman aquellas para la conservación del Medio Ambiente, por eso los barrios más sostenibles son ejemplos a seguir, pues dictan el futuro de las ciudades.

La preocupación por el calentamiento global es una inquietud generalizada que ha tomado más importancia en los últimos años y, prueba de ello, las medidas para paliarlo se han extendido a muchas de las facetas de nuestras vidas.

Hoy queremos analizar la situación en el mundo del urbanismo: ¿cómo son los barrios sostenibles? ¿Cuál es la forma en la que viven sus habitantes? ¿De qué manera viajan y cómo son sus casas? 

Estas y muchas otras preguntas se responden solas cuando estudiamos los casos concretos y revisamos las medidas tomadas por los gobiernos (ya sean centrales, autónomos o locales) y las iniciativas particulares (ya sean de colectivos o empresas privadas).

Los principios del Nuevo Urbanismo

Primož Medved, doctor en ciencias sociales de la universidad de Liubliana, utiliza los principios del Nuevo Urbanismo (surgido en EEUU después de la Segunda Guerra Mundial), en contraste con los barrios más sostenibles de Europa. Íntimamente ligados, es difícil disociar ambos conceptos, de los que expone estos como principales:

  • Transitabilidad a pie: la mayoría de servicios deberían estar a menos de 10 minutos andando.
  • Conexiones: las calles bien conectadas dispersan el tráfico y facilitan el paso a peatones.
  • Variedad de edificaciones y usos: diferentes tipos de viviendas, oficinas y locales comerciales coexisten en una misma área.
  • Arquitectura de calidad y diseño urbanístico: énfasis en la estética y el confort humano.
  • Estructura tradicional de barrio: espacio público en el centro, así como una delimitación muy clara de los límites del barrio y la zona central.
  • Incremento de la densidad: más edificios, residencias, tiendas y servicios hacen del barrio un lugar interesante donde vivir.
  • Transporte ecológico: movilidad sostenible basada en autobuses, tranvías y trenes, que no solo conecten el barrio con otros barrios, sino con otras ciudades y núcleos poblacionales.
  • Sostenibilidad: buscar el mínimo impacto medioambiental en el desarrollo urbano.
  • Calidad de vida: todas estas opciones, concebidas conjuntamente, facilitan un estilo de vida más enriquecedor y agradable.

Estos serían los conceptos principales, transformados para los casos del siglo XXI en los barrios sostenibles. De esos nuevos rasgos tendríamos la presencia capital del peatón en todo el concepto de barrio: las calles son mucho más transitables a pie y se presenta menor espacio para aparcamientos, ya que el coche deja de ser el protagonista de la ciudad. También se opta por mejorar la presencia de la bicicleta y el transporte a pie.

En estos modernos barrios sostenibles, se lleva a cabo una jerarquización de calles estrechas con amplios bulevares y avenidas, donde vive toda la mayor diversidad de personas por ingresos, edad, cultura y raza. Otro de los añadidos del barrio sostenible del XXI es la apertura de espacios públicos de calidad hacia el centro, donde se erigen también las zonas de mayor densidad poblacional (que se va diluyendo a medida que nos alejamos).

Precisamente, donde más luce lo que se ha implantado en los últimos años es en el apartado de la sostenibilidad urbana: energías alternativas y verdes, implantación de mejoras para movilidad ecológica (como puntos de recarga de vehículos eléctricos), producción más ecológica y facilitar el movimiento a pie o en bici.

Barrio de Vauban – Friburgo

Como dijimos arriba, el coche personal ha dejado de ser un personaje principal en el contexto de la ciudad. Barrios como el de Vauban, en la ciudad alemana de Friburgo, lo demuestran: la revista Fast Company dice de este entorno que “no es necesario contar con coche y bastante complicado de hacer si así quisieras”. 

Los niños juegan en las calles y sus padres están tranquilos por la falta de tráfico rodado, que tiene limitaciones de velocidad, acceso y apenas lugares donde aparcar. El funcionamiento de este barrio, que ya tiene más de 20 años, partió de un concepto experimental de sostenibilidad. Es sencillo acceder a cualquier servicio y, para aquellos que tienen que viajar al centro para trabajar, solo consumirá 15 o 20 minutos de su tiempo en autobús o tren ligero.

Greenwich Millennium Village – Londres

Greenwich Millennium Village

Bien es cierto que, en muchas ciudades congestionadas del mundo, un barrio sostenible, verde y ecológico puede ser un gran atractivo dentro del sector inmobiliario. Así ocurre en Greenwich Millennium Village, un barrio a orillas del Támesis, dentro del área metropolitana de la populosísima Londres (y es que, en esta área, viven más de 17 millones de personas).

Este desarrollo urbanístico se encuentra en la península de Greenwich y cuenta con numerosos espacios verdes, incluido un, así llamado, “parque ecológico”. Es un espacio que ocupa unos 20 campos de fútbol y que está diseñado con el objetivo de atraer vida salvaje.

El portal inmobiliario Homes&Property habla de los espacios especialmente dedicados al disfrute de los niños. Tanto es así, que está atrayendo a numerosas parejas jóvenes, como unos entrevistados que declaran que “es un gran entorno para que crezcan los niños”, que te ofrece de la sensación de no estar en el bullicio de Londres.

Leidsche Rijn – Utrecht

Leidsche Rijn

Países Bajos es uno de los países europeos que más ha cuidado su crecimiento urbano desde la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial. En 2007 se presentó un plan estructural para hacer más verdes las ciudades y en 2017 se presentó una actualización, con metas en 2030, para mejorar la salud de los ciudadanos a través del entorno, mientras se respeta el crecimiento sostenible.

Uno de los ejemplos es Leidsche Rijn, un desarrollo urbanístico de 30.000 viviendas en la ciudad de Utrecht, más próxima a Alemania. En este nuevo entorno, en el que coexistirán zonas de negocio y áreas comerciales, con zonas verdes, se emplearán vanguardistas sistemas de drenaje, entre los que interviene la gestión del agua de lluvia o sistemas de calidad del agua, precisamente en un país en el que el control de las inundaciones es clave por su presencia a nivel del mar (en determinadas áreas, incluso por debajo).

Copenhague, la ciudad más “verde” del mundo

copenhague

Esta ciudad, la capital de Dinamarca, merece una especial mención por innumerables hechos. En primer lugar, porque ganó el premio a la “capital verde de Europa” en el año 2014. Pero también por el compromiso de la ciudad por convertirse en la primera en el mundo con una huella de carbono neutral, para el año 2025. Esto quiere decir que las emisiones producidas por la ciudad se neutralizarán con actividades e iniciativas llevadas a cabo por el gobierno local.

Uno de ellos es la planta Amager Bakke, también conocida como Copenhill, que se inauguró en 2017. Se trata de una planta combinada de energía y residuos en energía, que como hemos visto en este artículo, se integra dentro de las actividades de la ciudadanía, ya que durante gran parte del año, su cubierta exterior es una pista de esquí. Un dato fascinante es que produce más agua limpia que la que utiliza.

Copenhague es un paraíso para el ciudadano ciclista (junto con Amsterdam), pues según Interesting Engineering, el número de bicicletas duplican al de los coches. Además, el ayuntamiento decidió convertir todos los autobuses de transporte público en eléctricos y 100.000 árboles se plantarán hasta 2025, para cumplir con los objetivos de neutralidad de carbono. 

New Call-to-action

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *