Ciudades sostenibles mediante la rehabilitación energética de los edificios

Ciudades sostenibles mediante la rehabilitación energética de los edificios

Una ciudad sostenible o ecociudad es una ciudad diseñada teniendo en cuenta el impacto ambiental, habitada por personas dedicadas a la minimización del impacto de su actividad con su entorno y el medio ambiente y que basa su desarrollo económico sin comprometer el desarrollo de las generaciones futuras.

Conscientes de la importancia de favorecer un desarrollo sostenible, durante los últimos años, las distintas instituciones y organismos europeos llevan poniendo en marcha diversos proyectos encaminados a promover la sostenibilidad urbana.

Y España no es ajena a esta tendencia. De hecho, diversos eventos como Greencities, Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana, Ecobuilding o TECMA, la feria internacional del urbanismo y medio ambiente, demuestran con sus cifras de crecimiento anual, el interés de profesionales, responsables institucionales y técnicos de la administración pública de diversas ciudades por crear proyectos y compartir experiencias de cara a la proyección de ciudades sostenibles e inteligentes.

Las directrices desde Europa son claras. Convertir nuestras ciudades en espacios habitables y sostenibles será el principal reto en este siglo XXI. Para ello, desde las instituciones europeas se han puesto en marcha en los últimos años diversas iniciativas de sostenibilidad urbana encaminadas a dotar a los municipios con financiación europea para el desarrollo sostenible a nivel local.

Estrategia española de sostenibilidad urbana

La Estrategia Española de Sostenibilidad Urbana y Local (EESUL) es la iniciativa puesta en marcha en España que recoge los principios, objetivos, directrices y medidas cuya aplicación permita avanzar en la consecución de una mayor sostenibilidad urbana y local, sin invadir las competencias de las diferentes administraciones.

El documento, fechado en el año 2007, comienza con una reflexión sobre la situación urbana pasada y presente, seguida de un análisis y diagnóstico en relación a una serie de ámbitos considerados como prioritarios de cara al desarrollo sostenible de las ciudades como las cuestiones relacionadas con la accesibilidad, la movilidad y el transporte, la gestión y la gobernanza urbana, la edificación y la rehabilitación y el cambio climático.

Con respecto al ámbito de la edificación y la rehabilitación son varios los proyectos iniciados durante el pasado año dirigidos a mejorar la eficiencia energética de nuestros edificios y reducir la emisión de gases contaminantes a través de la mejora de elementos como la envolvente del edificio, los sistemas de climatización, la iluminación e incluso la incorporación de sistemas de ventilación adecuados.

Algunos de estos proyectos son:

  • Proyecto CITYnvest para la mejora de la eficiencia energética de los edificios; iniciado en 2015 y con plazo hasta 2018, tiene como objetivo desarrollar las capacidades y habilidades de las autoridades locales, poner en marcha el ahorro energético en tres regiones piloto de Bélgica (Lieja), Bulgaria (Ródope) y España (Murcia), preparar las bases para inversiones en la modernización profunda en eficiencia energética de los edificios públicos, influir en las reglamentaciones y políticas de ámbito local, nacional y europeo y crear puestos de trabajo sostenibles.
  • Proyecto Rehabilite para la rehabilitación energética de los edificios; finaliza el 31 de diciembre de 2018. El objetivo principal de esta iniciativa es el de mejorar las políticas de eficiencia energética en los edificios públicos y viviendas a través de la puesta en marcha de redes y la experimentación conjunta y de esta manera se fomente la utilización de las energías renovables en los edificios públicos, la utilización de las energías renovables en las viviendas y la mejora de la eficiencia energética.
  • Proyecto VIOLET para Rehabilitación de Edificios Históricos; finaliza el 31 de diciembre de 2021. Este proyecto europeo tiene el objetivo general de mejorar la política pública regional para mejorar la eficiencia energética en los edificios tradicionales.
  • Programa PAREER, rehabilitación energética de edificios existentes. El objetivo de las actuaciones susceptibles de ayuda es conseguir una reducción de las emisiones de CO2 y del consumo de energía final de los edificios, mediante la mejora de la eficiencia energética, de manera que los edificios en los que se hagan actuaciones mejoren, al menos, en una letra su calificación energética.

Actuaciones para la mejora de la eficiencia energética de los edificios

La mayor parte de los proyectos e iniciativas encaminadas a hacer de nuestras ciudades lugares más sostenibles tienen como objetivo reducir la emisión de gases efecto invernadero a través del fomento de la eficiencia energética de nuestros edificios. Y así, se intenta incentivar y promover actuaciones de rehabilitación y reforma que además favorezcan el ahorro energético.

Uno de los aspectos fundamentales para la mejora de la eficiencia energética de los edificios se centra en la mejora de las instalaciones térmicas y de iluminación responsables de la mayor parte del consumo energético y en este sentido para acogerse a cualquiera de las ayudas económicas de los distintos proyectos y programas de financiación con fondos europeos será aconsejable:

  • Utilizar sistemas eficientes de calefacción; las calderas de condensación o las bombas de calor son tecnologías disponibles en el mercado de alta eficiencia energética y menores emisiones de CO2 que los equipos convencionales.
  • Integrar fuentes de energía renovables como la aerotermia, la geotermia, la solar o biomasa que permitan ser más respetuosos con el medio ambiente sin renunciar al confort.
  • Integrar sistemas de renovación de aire como la ventilación mecánica controlada, un sistema muy eficiente y que además nos garantiza la calidad del aire interior.
  • Utilizar sistemas de medición y control; termostatos, sensores y sondas de calidad del aire nos permitirán mantener una temperatura estable y un ambiente de bienestar y confort con el menor consumo energético.
  • Mejora del aislamiento y los puentes térmicos con el fin de evitar las pérdidas de calor.

En conclusión, cuantas más mejoras se introduzcan en el proceso de reforma y rehabilitación de un edificio para la mejora de la eficiencia, mejor será su calificación energética al reducir su huella ambiental y su consumo energético.

New Call-to-action

Haz un comentario