El Blog de la ventilación eficiente

El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Estándar Passivhaus: casas pasivas de bajo consumo energético

Publicado por S&P el Aug 26, 2019
0 comentario

Los profesores Bo Adamson, de la Universidad sueca de Lund, y Wolfgang Feist, del Instituto alemán de Edificación y Medioambiente, observando a finales de los años 80 el continuo crecimiento y encarecimiento de la demanda energética en los edificios, desarrollaron el estándar Passivhaus.

El estándar describe, prescribe y cuantifica una serie de requisitos basados en las estrategias de casa pasiva. El objetivo principal del instituto Passivhaus es reducir al mínimo posible el consumo de energía del edificio, de forma evaluable y cuantificable, sin renunciar a un elevado grado de confort térmico y de calidad del aire interior. Se trata de construcción de edificios respetuosos con el medioambiente, además de saludables, confortables y sostenibles.

Se estima que el consumo energético de una casa certificada con el sello de casa pasiva de Passivhaus se reduce del orden del 60 al 70%, respecto al consumo de un edificio nuevo de ejecución estándar, dependiendo de la zona climática y de la legislación específica de cada país. Estos datos se han ido verificando mediante las más de 60.000 edificaciones Passivhaus que se han construido.

Las casas pasivas certificadas deben cumplir los requisitos marcados por el Passivhaus Institute, que comprenden desde la fase de diseño, mediante una herramienta de cálculo específica, hasta el control durante la ejecución mediante ensayos y documentación. Al finalizar la obra se obtiene el certificado de la vivienda, que garantiza el cumplimento de los objetivos del estándar Passivhaus.

Requisitos de las casas pasivas marcados por el estándar Passivhaus

El estándar de casas pasivas Passivhaus define los siguientes requisitos:

Estándar PassivhausPlataforma Edificación Passivhaus

El estándar contempla no sólo un resultado final sino todos los posibles procesos que se pueden aplicar en la fase preliminar del diseño que puedan aportar reducción en términos energéticos, centrada en climatización y calidad del aire interior.

El cumplimiento de estos requisitos se logra con la aplicación de los principios básicos de construcción de casas pasivas.

El sello Passivhaus: estilo, tipología y clima

Según los creadores del estándar de casa pasiva Passivhaus, se trata de una propuesta aplicable a cualquier tipología constructiva, en cualquier clima y zona geográfica, y a cualquier estilo de diseño arquitectónico.

No define el uso de un tipo de producto o material ni un método constructivo específico, sino la optimización de las técnicas existentes a través de medidas constructivas pasivas. Así, los estrictos requerimientos energéticos del Passivhaus se han aplicado en edificios de funciones muy diversas como son un jardín de infancia, una residencia geriátrica o un pabellón deportivo.

No obstante, son distintas las voces que han señalado en diversas ocasiones que el estándar es climatológicamente limitado. Está pensado y desarrollado para, principalmente, retener el calor en invierno sin necesidad de más aporte mediante sistemas de calefacción, dado que el clima del país donde se origina (Alemania) no presenta una variación muy importante entre zonas.

Este es el motivo principal que tuvo la delegación de Passivhaus de EUA para escindirse, ya que declaró no tener suficiente flexibilidad para certificar en los rigurosos extremos climáticos de su país. Algunos organismos especializados de los países nórdicos, cómo SINTEF en Noruega, han demostrado que los valores que se demandan no son asumibles en condiciones climáticas extremas, requiriendo un mayor aporte energético.

Dadas las circunstancias, y también debido a la mayor concienciación sobre la necesidad de reducir el consumo energético del centro y norte de Europa (donde los consumos de climatización también eran tradicionalmente más elevados), la mayoría de edificios certificados se encuentran en climas continentales.

Ejemplos en España

No obstante, el camino para la certificación en climas más cálidos está abierto y funcionando, encontrándose notorios ejemplos en España de edificios de viviendas certificados, como por ejemplo: en Andalucía, esta casa unifamiliar adapta las estrategias tradicionales para conseguir la certificación Passivhaus, o en Aragón, la construcción de distintas promociones residenciales estrictamente controladas y certificadas.

EnerPHit, Passivhaus para rehabilitación

Para la certificación de obras de rehabilitación o adecuación de edificios existentes, el Instituto Passivhaus ha desarrollado el sello EnerPHit, que es más flexible ya que algunas de las acciones previstas en origen no son posibles en la rehabilitación. Este sello permite optimizar energéticamente y certificar obras existentes, cosa que sería imposible con el sello original.

New Call-to-action

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *