El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Problema de la humedad en sótanos y cómo solucionarlo

Publicado por S&P          marzo 1, 2024          Lectura: 4 min.

Encontrar la solución al problema de la humedad en sótanos y trasteros es una preocupación para los vecinos de muchos inmuebles. El exceso de humedad en estos lugares crea un entorno insalubre para las personas y causa importantes deterioros en el contenido de estos espacios y sus elementos estructurales.

Lectura: 4 min.

Es necesario conocer las causas de la aparición de humedades para poder aplicar la solución más adecuada. Asimismo, es fundamental no descuidar las medidas más efectivas para prevenir la aparición de la humedad y sus consecuencias.

Causas de la aparición de humedad en sótanos

Al estar situados por debajo del nivel del suelo, los sótanos son espacios muy propensos a la humedad. Son varias las formas en las que el agua provoca la aparición de humedad en el sótano o trastero de las casas y edificios residenciales.

  • Humedad por filtración. Las filtraciones de agua son frecuentes en los sótanos por su ubicación subterránea, con las paredes y el suelo en contacto con el terreno. Cualquier imperfección en la estructura o la presencia de grietas, hace posible el acceso del agua al interior. Pueden darse filtraciones en las paredes por roturas de conducciones, en puntos sensibles como los pasatubos o las juntas de construcción o bien formarse charcos de agua a causa de aguas de nivel freático.
  • Humedad por capilaridad. Junto a las anteriores, suelen aparecer humedades debido a la capilaridad. El agua penetra por los poros de los elementos estructurales y va ascendiendo por las canalizaciones generadas, creando manchas visibles en los muros. Este problema se acrecienta en los meses en que llueve más.
  • Humedad por condensación. La falta de una ventilación adecuada que impida la renovación del aire favorece el exceso de vapor de agua en el ambiente, que se condensa y acumula en todas las superficies, desde muros y paredes hasta enseres guardados en el trastero o sótano, generando malos olores y manchas de mohos.

TEST GRATUITO: «Qué tipo de humedad tengo y cómo
eliminarla» Hacer el test gratuito

Consecuencias de tener humedad en el sótano

La presencia de un exceso de humedad en el sótano se manifiesta con estos signos:

  • Malos olores.
  • Sensación de demasiado frío.
  • Desprendimiento de revestimientos.
  • Pintura descascarillada o agrietada.
  • Depósitos de salitre en las paredes.
  • Presencia de moho en paredes, muros y objetos o enseres que se guarden en el sótano o trastero.

Sin embargo, a pesar de lo desagradables y molestos que son los efectos mencionados anteriormente, si no se soluciona el exceso de humedad habría consecuencias mucho más graves:

  • Un progresivo deterioro de los elementos estructurales que puede dar lugar a problemas importantes relacionados con la estabilidad y seguridad de los edificios.
  • Las humedades pueden expandirse y afectar a las viviendas con el consiguiente riesgo para la salud de los ocupantes y del hogar.

Cómo prevenir la humedad del trastero o del sótano

Como hemos comentado, los sótanos son lugares más complicados de mantener secos, pues son poco visitados y, por la altura en la que se encuentran, no suelen disponer de una buena ventilación, reuniendo además en muchas ocasiones las condiciones idóneas para que ocurran filtraciones.

Cómo-elimina-la-humedad-en-sótanos-y-trasteros-S&P

Por todo ello, es conveniente realizar revisiones periódicas que permitan detectar posibles problemas de humedades y darles solución cuanto antes.

Es recomendable también seguir una serie de recomendaciones para mantener a raya la humedad y soslayar su impacto en la estructura y habitabilidad del edificio.

  • En el caso de que existan filtraciones de agua, será necesaria una intervención profesional para localizar e impermeabilizar los puntos afectados por los que se produce la entrada de agua hacia el interior, reparando la canalización de las fugas que generan la humedad. Tras una reparación costosa, es fundamental adoptar medidas preventivas que conserven el ambiente lo más seco posible.
  • Mantener en buen estado las canalizaciones, las rejillas de evacuación y los desagües pluviales. Es importante que estos elementos estén limpios y libres de obstrucciones para que su funcionalidad sea completa y no se acumule el agua del exterior incrementando el nivel de humedad y favoreciendo la condensación.
  • Mejorar el aislamiento térmico de muros y paredes. Al evitar que los muros se enfríen, se protege el entorno de la condensación del vapor y de la aparición de manchas de humedad.
  • Evitar recurrir a soluciones temporales. Si existe un problema de humedad por condensación, es importante buscar una solución definitiva que evite la aparición de la humedad de manera recurrente. Las pinturas antihumedad o las imprimaciones antimoho parchean temporalmente las consecuencias, pero si se sigue generando humedad en el interior del trastero o sótano, volverán a aparecer los signos sobre la pintura o la imprimación.
  • Mejorar la ventilación del sótano. Es una medida indispensable para no favorecer la saturación de vapor de agua, pues a la alta humedad ambiental de sótanos y trasteros se suma la facilidad con la que estos entornos suelen padecer absorciones e infiltraciones de agua del exterior. Un sistema de ventilación mecánica es una solución eficiente, pues mantiene seco el ambiente evitando las manchas de moho y un rápido deterioro de paredes y muros.

Los problemas de humedad en sótanos y trasteros son habituales en muchos edificios residenciales y no deben descuidarse ni dejar que se extiendan, dado que suponen un riesgo para la salud de personas y edificaciones.