Método Fanger: evaluación del confort térmico y la calidad del aire interior

Método Fanger: evaluación del confort térmico y la calidad del aire interior

El ingeniero danés Povl Ole Fanger fue un estudioso de la calidad del aire interior y del confort térmico, impartió clases en la Universidad Técnica de Dinamarca y fue profesor invitado en la de Syracusa (USA). Sus teorías, estudios y métodos siguen plenamente vigentes hoy en día.

Olf y Decipol: unidades de medida de la calidad del aire interior

A Fanger se debe también la creación de las unidades de medida de la calidad del aire interior, el Olf y el Decipol. El Olf es una unidad de emisión de contaminante mientras que el Decipol es una unidad de medida de la calidad del aire.

El Olf se define como el olor que emite una persona media adulta, que permanezca sentada y que tome 0,7 baños al día.

El Decipol se define como la calidad del aire en el interior de un espacio cerrado, en el que hay una fuente contaminante de 1 Olf y que se ventila con aire limpio a razón de 10 litros/segundo.
Estas definiciones y los trabajos de Fanger en este campo de la calidad del aire, han sido la base para el establecimiento normativo de los caudales de ventilación de los recintos cerrados ocupados por personas.

Factores que intervienen en el confort térmico

En el campo del confort térmico, Fanger realizó numerosos estudios y experimentaciones en los que contempló todos los factores que intervienen en el confort térmico. El cuerpo humano necesita evacuar calor en una determinada cantidad y dispone de mecanismos termo- reguladores que le llevan al equilibrio térmico entre su producción interna de calor y su evacuación hacia el ambiente, se puede llegar a ese equilibrio en muy distintas condiciones, pero tendremos confort cuando consigamos ese equilibrio sin sensaciones desagradables de frío o de calor. La sensación de frío nos indica que la emisión de calor es excesiva por lo que los mecanismos termo-reguladores adoptan medidas para reducirla en lo posible, contrariamente, la sensación de calor se produce cuando la emisión de calor es baja y al cuerpo le cuesta trabajo evacuar el calor correspondiente. En ninguno de los dos casos estamos en condiciones de confort.

El método Fanger sobre confort térmico no es de simple aplicación, así que vamos a describir sólo someramente en qué consiste. En primer lugar, Fanger estableció los parámetros que influyen en el confort térmico:

  • El nivel de actividad
  • Las características de la ropa
  • La temperatura seca
  • La humedad relativa
  • La temperatura radiante media
  • La velocidad del aire

Voto Medio Estimado (PMV) y Porcentaje de Personas Insatisfechas (PPD)

Una vez recopilados los valores de los parámetros mencionados, Fanger estableció dos índices en base a ellos: el Voto Medio Estimado (PMV en sus siglas en inglés) y a partir de éste calcula el índice de Porcentaje de Personas Insatisfechas (PPD en siglas inglesas).

El Voto Medio Estimado (PMV) refleja la calificación (los votos emitidos) por varias personas en relación a un ambiente determinado. La calificación corresponde a una de las siguientes posibilidades: frío, fresco, ligeramente fresco, neutro, ligeramente caluroso, caluroso, muy caluroso).

Una vez calculado el Voto Medio Estimado se calcula el Porcentaje de Personas Insatisfechas (PPD).

El Porcentaje de Personas Insatisfechas representa el porcentaje de personas que consideran la sensación térmica desagradable (demasiado fría o calurosa).

Análisis de resultados

Una vez calculados los dos índices se analizan los resultados. Un Voto Medio Estimado (PMV) comprendido entre -0,5 y 0,5 indica una situación de sensación térmica satisfactoria, de confort para las personas. Estos valores de PMV se corresponden con un valor de Porcentaje de Personas Insatisfechas del 10%, es decir que el porcentaje de las satisfechas con la sensación térmica es del 90%. Según Fanger, el 10% de insatisfechos es el porcentaje máximo para poder considerar como térmicamente confortable un ambiente interior.

Fanger considera que el mínimo valor obtenible de PPD es del 5%, o sea, que nunca la sensación térmica del ambiente va a estar a gusto de todos.
Para resaltar la importancia del método Fanger, cabe señalar que constituye la base de una parte de la norma ISO 7730 sobre el ambiente térmico.

Bibiografía: Diego-Mas, José Antonio, “Evaluación del confort térmico con el Método Fanger”

New Call-to-action

4 Comentarios

  1. R

    Raul Paez dijo:

    Me parece un excelente articulo, sería interesante poder conocer que otros métodos existen para determinar el nivel de confort térmico optimo. Entiendo que existe el método adaptativo y sería muy bueno un articulo sobre el.
    Saludos

    • S

      S&P dijo:

      Buenos días Raul,

      Muchísimas gracias.
      Lo tendremos en cuenta para futuros artículos.

      Salutaciones y muchas gracias!

  2. I

    Ing. Eduardo Maravilla F, dijo:

    Excelente artículo de las definiciones del Olf y del Decipol de Fanger. Esperamos más lecturas como éstas.
    Gracias y Saludos Cordiales.

    • S

      S&P dijo:

      Hola Eduardo,

      Nos alegra mucho que te parezca interesante el artículo 🙂 Seguiremos trabajando para ofreceros los mejores contenidos.

      Saludos!

Haz un comentario