El Blog de la ventilación eficiente

El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

¿Qué son las partículas PM 2.5?

Publicado por S&P el Jul 13, 2020
2 comentarios

Se denominan partículas PM 2.5 a aquellas partículas cuyo diámetro es igual o inferior a 2.5 micras. Una micra o micrómetro es una unidad de longitud que equivale a una milésima parte de un milímetro, por lo que estas partículas son indetectables para el ojo humano. Este grado de indetectabilidad supone incluso un factor añadido a la importancia que hay que derivar en estas partículas. 

Las siglas PM (material particulado o materia particulada) hacen referencia a partículas de diferentes tamaños que están suspendidas en la atmósfera, en el aire que respiramos,  disminuyendo la calidad de dicho aire y provocando problemas para la salud. 

Dentro de las PM podemos encontrar las mencionadas PM 2.5 y las PM10. Es importante conocer esta diferenciación porque se puede tender a englobar ambos tipos como si fueran lo mismo y, en realidad, presentan divergencias importantes.

En primer lugar, el tamaño. Las PM 2.5 tienen un diámetro igual o inferior a 2.5 micras mientras que las PM10 tienen un diámetro igual o inferior a los 10 micrómetros. 

En segundo lugar y quizá más relevante es el origen y el material por el que están compuestas estas partículas. Las PM10 suelen estar más asociadas a orígenes y componentes naturales mientras que las PM 2.5 provienen más asiduamente de fuentes relacionadas con la actividad humana como con la emisión de gases contaminantes procedentes de vehículos. 

Una vez vistas las principales diferencias, haremos hincapié en las partículas PM 2.5 debido a su mayor peligrosidad y a la importancia que supone reducir su presencia para evitar efectos nocivos para la salud. 

Origen de las partículas PM 2.5

El origen de estas partículas suele ir asociado a la actividad humana, pero se pueden diferenciar dos grandes fuentes: primarias o secundarias. 

  • El origen primario se produce principalmente en el ámbito del tráfico rodado, la industria, la construcción, la agricultura o las emisiones relacionadas con la calefacción de edificios. En este caso, las partículas son emitidas directamente a la atmósfera.
  • El origen secundario de estas partículas se ocasiona a partir de reacciones químicas en la propia atmósfera que, generalmente, están provocadas por gases como SO2, NOx, NH3 y compuestos orgánicos volátiles. 

Nocividad de las partículas PM 2.5

Uno de los problemas más graves para la salud es la capacidad de estas micropartículas de penetrar en los pulmones e incluso alcanzar los alvéolos, transportando sustancias dañinas a zonas muy sensibles del aparato respiratorio con la posibilidad de agravar enfermedades respiratorias y, en casos extremos, producir la muerte. 

Otro de los aspectos clave es el diminuto tamaño de estas partículas, el cual favorece su permanencia en suspensión en el aire así como la entrada a través de los orificios nasales de personas y animales. La alta exposición a dichas partículas puede desembocar en patologías y problemas para la salud, entre los que destacan: 

  • Enfermedades respiratorias. Tanto agravamiento como causa de enfermedades como la bronquitis, el asma o las alergias, irritación de las vías respiratorias y de los pulmones e incluso incremento de la susceptibilidad a las enfermedades de tipo respiratorio. 
  • Enfermedades cardíacas. Diversos estudios ponen de manifiesto la incidencia de las partículas PM 2.5 en patologías sanguíneas y de corazón dando lugar a inflamaciones del sistema circulatorio, cambios en la viscosidad de la sangre y la presión arterial pudiendo ocasionar arritmias, infartos, ictus o agravar otro tipo de enfermedades cardiovasculares. 
  • La prolongada exposición a estas partículas contaminantes en una sociedad puede disminuir su esperanza de vida global

Los grupos de riesgo, como son ancianos, niños y personas con patologías son los más expuestos a sufrir los inconvenientes de estos contaminantes. 

Actualmente, el valor límite de presencia de PM 2.5 es el siguiente:

normativa particulas pm25

¿Cómo reducir la exposición a estas partículas?

Las PM 2.5 son uno de los peores contaminantes a los que nos enfrentamos y reducir su emisión y la exposición a los mismos se torna como un reto imprescindible. 

Aunque es prácticamente imposible no estar expuesto a estas partículas, a nivel particular o individual se pueden tomar ciertas medidas: 

  • Evitar la práctica de ejercicio físico en zonas urbanas con mucha actividad industrial y/o tráfico como calles principales, polígonos industriales… 
  • Consultar el índice de calidad del aire para evitar permanecer un tiempo muy elevado en el exterior si dicha previsión indica que la contaminación es elevada o sustituir actividades físicas intensas (correr, montar en bicicleta…) por otras más moderadas como pasear, puesto que la probabilidad de verse afectado por las PM 2.5 se incrementa con el esfuerzo. 
  • Mantener una buena ventilación de los espacios interiores (viviendas, oficinas, espacios públicos…) mediante sistemas de ventilación y acciones que garanticen la buena calidad del aire interior

La realidad que emana de las partículas PM 2.5 es que son un problema que traspasa edades y fronteras. El compromiso para disminuir su presencia en la atmósfera debe ser global y las sociedades en su conjunto tienen que trabajar para que la calidad del aire que todos respiramos sea cada vez mejor, evitando problemas para la salud y contribuyendo a una mejora de la calidad de vida en ciudades y pueblos. 

New Call-to-action

Comentarios

2 responses to “¿Qué son las partículas PM 2.5?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *