El Blog de la ventilación eficiente

El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Requerimientos en una vivienda para la instalación de un sistema VMC

Publicado por S&P el Jun 15, 2020
0 comentario

La necesidad de ventilación en las viviendas es una cuestión ampliamente abordada desde este blog. Sin embargo, una vez que somos conocedores de las mejoras que puede experimentar nuestra vida cotidiana al disfrutar de un ambiente interior confortable, la siguiente cuestión a abordar es ¿qué necesito para instalar en mi vivienda un sistema VMC?

Daremos por supuesto que toda vivienda tiene acceso por defecto al método que podemos llamar tradicional, que a través de la apertura de ventanas genera una corriente, consiguiendo así extraer el aire del interior para introducir un nuevo volumen de aire exterior. En esta ocasión nos interesa atender las ventajas y las condiciones para la instalación de un proceso más completo y sofisticado llamado Sistema de Ventilación Mecánica (VMC).

¿Qué aporta frente la ventilación tradicional?

  • El sistema VMC garantiza la ventilación de manera permanente, renovando el aire de los dormitorios y salas de estar y extrayendo el aire viciado de las cocinas y los cuartos de baño.
     

  • Introduce en la vivienda aire exterior, que podría incluso ser filtrado antes de entrar con sistemas de doble flujo, reteniendo así la polución, el polvo, polen, insectos, etc.
     

  • Se puede ajustar la extracción de aire para que se limiten las pérdidas energéticas.
     

  • Contribuye al mejor mantenimiento de las pinturas y demás materiales del interior de la vivienda, ya que al contar con una ventilación óptima se evitan las condensaciones y la aparición de moho.

¿Cómo funciona un sistema VMC?  

De manera genérica, los sistemas VMC están formados por un sistema de extracción centralizado y un conjunto de rejillas y/o bocas de extracción , entradas de aire y conductos.
 
Los aireadores serán los encargados de permitir la entrada del aire del exterior y se han de colocar en las estancias secas (salas de estar y dormitorios). Se instalan en ventanas, cajones de persiana o en la pared. Para sistemas de Doble Flujo estos aireadores se sustituyen por rejillas de impulsión.

Las bocas de extracción se colocarán en los cuartos húmedos (cocinas y baños) y a través de la red de conductos que las conectan al ventilador, se dirigirá al exterior el aire viciado captado en el interior de estos espacios.
 
Un sistema VMC, sin importar el tipo, está diseñado para funcionar de manera ininterrumpida, de manera que la ventilación interior es permanente y no es necesario para el habitante prestar atención al encendido o apagado del sistema. 

¿Qué tipos de sistema VMC se puede instalar en una vivienda?

VMC SIMPLE FLUJO

La ventilación es permanente y automática, sin importar las condiciones exteriores o las condiciones de ocupación interior. Su funcionamiento está basado en el principio de barrido de aire.

La introducción de aire se hace de manera directa a través de las entradas de aire y sólo requiere la instalación de las bocas de extracción y los conductos que las conectan con el ventilador.

Es el sistema de instalación más sencillo, pero no aporta mejoras energéticas y no considera el confort interior.

VMC SIMPLE FLUJO HIGRORREGULABLE

Es un sistema semejante al anterior, pero incorpora una mejora que permite la modulación de los caudales de ventilación en función de la humedad relativa interior. Este sistema permite controlar la cantidad de aire extraído, contribuyendo a hacer más eficiente el consumo energético para el acondicionamiento del aire interior.

La instalación es exactamente igual que la opción anterior.

VMC DOBLE FLUJO CON RECUPERADOR DE CALOR

Es la opción que optimiza tanto el consumo energético como el grado de confort interior. Es el sistema más eficiente y recomendable.

Como en los casos anteriores, se produce una extracción producida de manera mecánica. Sin embargo, el sistema capta el aire exterior a través de filtros que lo descargan de partículas contaminantes y lo impulsa hacia el interior con una temperatura próxima a la del interior de la estancia, con lo que la energía a aportar para tratar este aire será mínima.

Este acondicionamiento del aire introducido se realiza en el recuperador de calor, que permite ceder parte de la energía contenida en el aire de extracción al de impulsión. De esta manera se consigue ahorrar en la energía invertida para acondicionar el aire interior, tanto en invierno como en verano. 

Componentes y disposición 

Tendremos distintos elementos y una red de conductos que nos permiten distribuir o extraer el aire en el conjunto de la vivienda. Tendremos:

  • Bocas de extracción. Para captar y evacuar el aire viciado. Podrás ser fijas, autorregulables (caudal constante) o higrorregulables (caudal variable).
     
  • Ventilador de extracción. Para garantizar la circulación del aire. Suele ubicarse en falso techo o en zonas como garajes, lavaderos o buhardillas.
  • Rejillas captadoras de aire del exterior que colocaremos junto al marco superior de ventanas de dormitorios y salones, que permiten controlar la captación de aire nuevo en la vivienda. Existen modelos de carpinterías que ya tienen integradas estas rejillas.
  • Conductos de aire. Fabricados en diferentes materiales (chapa, PVC…), con diferente geometría (circulares, oblongos, rectangulares) e incluso diferente morfología (rígidos, semi-flexibles, flexibles). Conectan el ventilador con las bocas d extracción en simple flujo y también con las rejillas de impulsión en doble flujo.

Particularidades de instalación para un sistema VMC doble flujo con recuperador de calor

Las entradas de aire de la fachada son sustituidas por un sistema de conductos conectados con el recuperador de calor y que se distribuyen suspendidos en un falso techo, por todas las estancias de la vivienda.

El recuperador de calor se colocará en el falso techo de una de las zonas interiores calefactadas de la vivienda. De esta manera se evitan las pérdidas energéticas debidas a la radiación del equipo. 

En función del tipo de instalación los equipos pueden adaptarse a cualquier necesidad. Hay modelos verticales, horizontales, colectivos o descentralizados.

guia tendencias ventilacion residencial

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *