El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Cómo mejorar la eficiencia energética en un bloque de pisos

Publicado por S&P el Nov 08, 2021
0 comentario

España es el país europeo con mayor porcentaje de población residiendo en pisos. Si a esta circunstancia le añadimos el dato de su antigüedad, que es de 20 años en 8 de cada 10 casos, es fácil entender que nuestro mercado inmobiliario no es óptimo en lo que se refiere a eficiencia energética en bloques de pisos. Un problema para sus propietarios, pero también para el conjunto de la sociedad, porque estas construcciones son responsables del 30 % del consumo total del país, según datos del IDAE. Nunca antes el compromiso con la sostenibilidad ha sido tan importante. Por ello, debemos saber qué medidas adoptar para hacer estos edificios energéticamente eficientes.

Calcular la eficiencia energética en un bloque de pisos

La fecha de construcción de un bloque de pisos es un dato orientativo, pero evidentemente insuficiente para calibrar con objetividad su eficiencia energética. Existe un sistema científicamente avalado para medir la eficiencia energética de un edificio. Estas auditorías deben ser realizadas por profesionales, que certifican ese nivel de eficiencia atendiendo a los siguientes indicadores:

  • Emisiones anuales del CO2: medidas en kilogramos de CO2 por metro cuadrado de vivienda.
  • Consumo anual de energía: medido en kilovatios hora por metro cuadrado. Este consumo energético incluye el gasto en calefacción, en agua caliente sanitaria, iluminación, ventilación y climatización, siempre referido a fuentes primarias no renovables con unas condiciones de ocupación y uso normales.

Con estos cálculos se establece una cantidad y se compara con los parámetros fijados en la normativa sobre certificación energética de los edificios, así se determina el nivel que ese bloque de pisos tiene en una clasificación por letras que va desde la A (máxima eficiencia) a la G (peor eficiencia energética).

Actuaciones para mejorar la eficiencia energética en un bloque de pisos

Obtener la certificación energética del bloque de pisos en el que residimos es el primer paso para tomar conciencia de la situación real y, sobre todo, para planificar la intervención más efectiva, teniendo en cuenta las condiciones del edificio y el objetivo que se quiere alcanzar. Porque recordemos que, hablando de eficiencia energética, el máximo al que se puede aspirar son las casas de consumo casi nulo o Passivhaus. Pero, antes de alcanzar ese nivel de excelencia energética, existe todo un abanico de cosas para mejorar, dependiendo de las prioridades de los propietarios.

Esas expectativas de logros deben tenerse en cuenta a la hora de aplicar en todo o en parte este catálogo de intervenciones para aumentar la eficiencia energética en un bloque de pisos. Nos centramos en las que se refieren a las zonas de uso común, pero es evidente que cualquiera puede adoptar medidas similares en su propia vivienda, para lo que no se necesita conseguir consenso y acuerdo con el resto de la comunidad.

Rehabilitación de las fachadas

En los bloques de pisos construidos hace más de dos décadas se ha comprobado una enorme carencia en lo que se refiere a aislamiento térmico y hermeticidad de los cerramientos. Eran otros tiempos, en los que la calidad de los materiales no era una prioridad.  Es verdad que esta obra de revestimiento de paredes, cubiertas e, incluso, suelos de un edificio, es una de las que más inversión económica supone. Pero, a la vez, es la más eficaz para eliminar problemas de fugas térmicas, condensación en interiores y humedades.

Sistemas de ventilación

En esta misma línea, siempre que se optimiza la hermeticidad de un espacio hay que establecer un método que garantice la calidad del aire en esos interiores. De esta forma, la instalación de sistemas de ventilación mecánica en esas zonas comunes, contribuye a mejorar la salubridad de esos espacios sin tener que recurrir a la apertura de ventanas o la instalación de rejillas que, siendo efectivas para la renovación del aire, suponen una pérdida respecto a la eficiencia energética, pues implican fugas de calor o frío de esos interiores. 

Sustitución de calderas

Una gran parte de los bloques de pisos cuentan con sistemas de calefacción centralizada. Además, cuanto más antiguo el edificio, más obsoletas son las instalaciones y más contaminante la fuente de energía que utilizan. Trabajar por la eficiencia energética en estos edificios pasa por renovar las calderas por modelos más eficaces y modernos. Y, siempre que sea posible, invertir en la instalación de fuentes de energía renovables, especialmente las placas fotovoltaicas o los paneles solares térmicos. O sustituir el gas por energía de biomasa, por citar las opciones más habituales.

Iluminación

Otro de los factores en los que más se dispara el consumo energético común en los bloques de pisos es en el apartado de la iluminación. En este ámbito concreto, la intervención debe contemplar dos actuaciones. Por un lado, la sustitución de todas las luces convencionales por leds. Por otro, implantar sensores de presencia u otro tipo de controles para que la iluminación funcione cuando sea necesario, pero esté apagada el resto de tiempo. 

Para finalizar, pongamos cifras a la eficiencia energética en un bloque de pisos. Adoptando el máximo de medidas, esas que le confieran una certificación de nivel A, el ahorro energético respecto a una posición de partida de nivel E o G, supone entre un 40-50 %. Una inversión que se cuantifica, además de en esta rebaja de gastos, en una revalorización muy importante de la vivienda. Y, finalmente, en un aumento del bienestar y la salud de las personas que residen en ese edificio.

La importancia de una buena ventilación

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *