Confort acústico; extractores de baño silenciosos y eficientes

Confort acústico; extractores de baño silenciosos y eficientes

El llamado confort acústico es un elemento cada vez más importante para disfrutar de una buena calidad de vida. Y es que determinados sonidos, vibraciones, zumbidos…  pueden llegar a convertirse en frecuentes contaminantes acústicos en  nuestro entorno llegando a producir en las personas, de forma cada vez más habitual, diversas alteraciones tanto físicas como fisiológicas.

La actual normativa y, en concreto, el Código Técnico de la Edificación, establece en este sentido los criterios para que los elementos constructivos tengan unas características acústicas adecuadas para reducir la transmisión del ruido aéreo, del ruido de impactos y del ruido y vibraciones de las instalaciones propias del edificio como puede ser el caso de los extractores de baño.

Los denominados locales húmedos en una edificación, como cocinas, aseos y baños, requieren de unos sistemas especiales de ventilación que permitan garantizar la salubridad y la calidad del aire. El vapor de agua generado en este tipo de espacios puede llegar a condensarse y generar problemas de salubridad con la aparición de humedades y moho en paredes y techos.

Por este motivo, la instalación de extractores de baño nos garantiza la necesaria la evacuación de la humedad generada en este tipo de estancias pero habrá que tener en cuenta una serie de factores con el fin de evitar que, un excesivo ruido de este tipo de dispositivos, repercuta negativamente en los niveles idóneos de confort.

Extractores de baño; cómo elegir el más adecuado

Disponer de un adecuado sistema de ventilación en los baños debe ser un aspecto fundamental en cualquier vivienda, oficina o local comercial. Para ello, se deben instalar extractores de baño, que son unos dispositivos eléctricos que nos permitirán ventilar la estancia y eliminar la humedad propia de este tipo de espacios mediante la extracción del aire hacia el exterior evitando la condensación y la formación de moho y de malos olores.

Estos dispositivos o extractores de baño deben estar preparados para trabajar en condiciones de humedad elevada con el fin de garantizar la máxima seguridad a los usuarios. Además, y en función del lugar del baño en el que estén instalados, deben contar con sistemas que permitan trabajar a muy baja tensión con el uso de transformadores específicos, normalmente a unos 12 V, minimizando de esta forma el riesgo para las personas.

Principales tipos de extractores de baño

Fundamentalmente, existen dos tipos de extractores:

  • Extractores con ventilador de tipo centrífugo; normalmente de mayor potencia ya que están indicados en aquellas ubicaciones donde hay que vencer una elevada pérdida de carga en los conductos y accesorios. Se usan en baños en los que es necesario instalar un conducto de una longitud importante para alcanzar la zona de evacuación de aire.
  • Extractores con ventilador de tipo axial o helicoidal; recomendados para instalaciones de conductos de menor longitud o en instalaciones directas a fachadas. Este tipo de extractores no permiten vencer tanta pérdida de carga.

Descarga gratis nuestra guía “Tendencias en Ventilación Residencial”

Opciones de instalación

Asegurada la función básica del extractor en cuanto a los caudales de aire, existen varias funcionalidades relacionadas con la instalación para adecuarse a nuestras necesidades. Las opciones más frecuentes son:

  • Instalar un extractor que se encienda al accionar el interruptor de luz del baño
  • Instalar detectores de presencia que activarán el extractor mediante sistemas de detección por infrarrojos.
  • Instalar un temporizador que pueda activarse con el mismo interruptor de la luz y que mantenga accionado el extractor durante el tiempo necesario para renovar el aire del baño.
  • Instalar un extractor con higrostato cuya función será la de informar al sistema de la humedad relativa de la estancia o local, poniéndose en marcha cuando el porcentaje de humedad relativa supere los límites preestablecidos por el usuario, evitando así la formación de condensaciones.

A la hora de elegir el extractor más adecuado para nuestro cuarto de baño, deberemos tener en cuenta no sólo el tipo de instalación y las funcionalidades de este tipo de dispositivos sino también el ruido que puedan generar los extractores.

Y es que, uno de los principales inconvenientes que presentan estos dispositivos es el ruido generado por el extractor al aspirar e impulsar el aire; la hélice al  impulsar el aire produce ruido y el motor al girar genera vibraciones que transmitidas al paramento donde se ancla el extractor acaban convirtiéndose en más ruido.

Silent-blocks elásticos para mejorar el confort acústico

Para solventar esta problemática, existen hoy en día tecnologías basadas en motores montados sobre silent-blocks elásticos que amortiguan las vibraciones y que han permitido desarrollar extractores silenciosos, con altas prestaciones acústicas y cuyos estándares oscilan entre los 25 y los 27 dB(A)*, por lo que resultan los más adecuados en aseos, baños y pequeñas estancias.

Asimismo, existen extractores con motores de corriente continua que permiten disminuir el caudal cuando no es necesario el caudal máximo, y obtienen niveles de presión sonora inferiores a los 20 dB(A)*, especialmente indicados en espacios donde se requieran altas prestaciones acústicas, además de un notable ahorro de energía por tratarse de instalaciones con mayor demanda.

Con la utilización de este tipo de extractores silenciosos, una adecuada instalación y un correcto mantenimiento mediante la limpieza de la rejilla que se ubica delante de la hélice del ventilador, nos aseguraremos un espacio interior libre de contaminantes y olores desagradables que puedan trasladarse al resto de estancias de la vivienda.

New Call-to-action

Haz un comentario