El Blog de la ventilación eficiente

El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Edificio de Consumo Casi Nulo: Características principales

Publicado por S&P el Sep 09, 2019
0 comentario

Cuando explicamos qué son los EECN vimos que las estrategias de diseño son fundamentales para entender este tipo de edificación. En este artículo veremos cuáles son las principales características de un Edificio de Consumo Casi Nulo y comprobaremos que el abordaje del diseño debe ser revisado desde el inicio del proyecto. Esto incluye los principios propios de la bioconstrucción y la consideración de otras estrategias propias del diseño pasivo

Aspectos fundamentales de los edificios de consumo casi nulo

La consideración del entorno es fundamental

Usar las características del contexto a favor del diseño será una de las primeras estrategias a llevar a cabo. Factores como la temperatura media, la orientación y el soleamiento o la influencia de los vientos serán claves en el diseño final, ya que afectarán al tratamiento de las envolventes del edificio y su forma, que ha de ser preferiblemente compacta. Una edificación adaptada a su entorno proporcionará los mismos parámetros de confort, consumiendo menos energía.

Favorecer la iluminación natural

La iluminación artificial supone un considerable porcentaje del gasto energético de un edificio, sobre todo si acoge un uso de tipo industrial o terciario. Para reducir el consumo energético de iluminación se debe priorizar la iluminación natural en todos los espacios.

Los sistemas de domótica doméstica tienen la capacidad de regular el encendido y apagado de las luminarias en función de las necesidades reales de iluminación previamente establecidas. Como volveremos a constatar más adelante, la incorporación de la tecnología es importante en el diseño de un EECN.

Reducción de la demanda de energía

La reducción de la demanda energética, considerada tanto en el uso y el ciclo de vida del edificio y sus materiales como en el proceso constructivo, con un porcentaje de la energía procedente de fuentes renovables. En este proceso hay que incluir la propia producción de los materiales y demás productos que intervienen en la construcción. Esta es una estrategia propia del Ecodiseño y la Bioconstrucción.

Reducción de la demanda de climatización

Los procesos de calefacción o refrigeración son los grandes responsables de los picos de demanda energética en edificios, con su consecuente costo económico para el usuario. Para limitar estas necesidades, el aislamiento térmico es clave en fachadas, losas y cubiertas. Ayudará a mejorar la inercia térmica del edificio, contando con otras estrategias como la captación solar pasiva o la rotura de los puentes térmicos en carpinterías y demás encuentros constructivos.

Existe una serie de patologías muy frecuentes en las construcciones convencionales que tiene que ver con las infiltraciones no deseadas de aire y la ineficiencia del aislamiento término, cuya consecuencia es un consumo extra de energía para obtener la temperatura de confort en el interior. En este sentido es fundamental contar con mecanismos que garanticen una correcta circulación del aire en condiciones de invierno y verano, facilitando el refrescamiento nocturno. Si se utilizan instalaciones mecánicas, deben ser de alta eficiencia energética.

La correcta implementación de las estrategias anteriores, monitoreada y contrastada dará como resultado los beneficios medioambientales perseguidos: la reducción de la energía necesaria en el gran ciclo de la construcción con su consecuente reducción de emisiones CO2.

Te explicamos las diferencias entre un edificio de consumo casi nulo y una casa pasiva.

Directiva ERP

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *