El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Filtros de ventilación para una cocina industrial

Publicado por S&P el Aug 16, 2021
0 comentario

Si hay un espacio en el que es necesario garantizar una adecuada extracción de aire, es el de las cocinas industriales. Además de los problemas comunes de contaminación que se generan en cualquier espacio cerrado, se añade la presencia constante de humos, olores, grasa, vapores y un aumento considerable de la temperatura. Todo ello hace imprescindible la instalación de un sistema de ventilación eficiente, dotado de unos filtros para ventilación industrial adecuados, ya que son los elementos clave para que el sistema responda a todas las obligaciones y demandas relacionadas con la calidad del aire y, también, con el confort de los trabajadores.

El papel de los filtros en una cocina industrial

Como hemos señalado, el proyecto de ventilación de una cocina industrial es una tarea que debe acometerse con prioridad dentro del diseño global de este tipo de espacios empresariales. Siempre ha de concebirse desde una perspectiva integral, pero poniendo uno de los focos de atención en la elección correcta de los filtros para ventilación industrial, dado su protagonismo para conseguir la máxima eficacia de un sistema al que se tienen que exigir las siguientes capacidades:

  • Eliminar los humos que se generen en la zona de cocción de la forma más inmediata posible para que su impacto en la calidad del aire sea el mínimo.
  • Evitar que se produzcan acumulaciones de monóxido de carbono que, entre otros peligros, puede provocar accidentes por combustiones no controladas.
  • Reducir el exceso de calor introduciendo aire limpio y fresco.
  • No crear corrientes de aire que puedan interferir en los procesos de cocinado o afectar a la comodidad con la que trabajan los profesionales.
  • Generar las mínimas vibraciones y ruidos para garantizar el confort ambiental.
  • Contar con un sistema de limpieza cómodo y sencillo de los filtros para ventilación industrial.

Tipos de filtros para ventilación industrial

Existen diferentes tipos de filtros para ventilación industrial en el mercado actual para garantizar la máxima adecuación a las necesidades de cada espacio en el que se instalen. Básicamente, se pueden hacer dos clasificaciones: una, atendiendo a su eficacia para disminuir la concentración de partículas en el aire, y otra, relacionada con su diseño. Exponemos ambas a continuación.

Filtros para ventilación industrial según el tamaño de las partículas

Todo el aire que respiramos contiene partículas en suspensión de diferentes tamaños que oscilan desde las 0,1 micras del humo o de los virus, por ejemplo, hasta las 100 micras del polvo o el polen. Una de las funciones esenciales de los filtros para ventilación industrial es contribuir a reducir la concentración de esas partículas y, para que sean eficaces o no se colapsen, es imprescindible utilizar el más adecuado teniendo en cuenta el tamaño de las partículas que tienen que separar. Según este criterio, existen 4 tipos de filtros:

  • De carbón activo. El carbón activo se suele usar para VOC’S(COV’S) y olores. Si hay partículas es aconsejable realizar una etapa previa de filtración ya que su función es pasar el gas por sus poros. Si le llegan partículas enseguida se colmata y dejan de ser eficientes. En cocinas se suelen colocar para eliminar olores de las partículas. Lo más aconsejable sería montar previo al carbón activo un filtro electrostático.
  • Electrostáticos. Son los filtros más eficaces en ambientes donde predomina el humo y el hollín.
  • Filtros húmedos. Se caracterizan porque tienen un entramado metálico o de fibras, impregnado en una materia viscosa que permite no solo que se filtren, sino que se retengan las partículas en suspensión.
  • Filtros secos. Fabricados con un material fibroso que reduce la velocidad a la que se filtra el aire.

Filtros para ventilación industrial según su diseño

Todos los filtros para ventilación industrial deben responder a la máxima calidad para soportar el uso intensivo y prolongado que se le da en las cocinas industriales. Además, contribuye a su eficacia elegir el diseño que mejor se adapta a las condiciones de cada proyecto concreto de ventilación. Estos son los más frecuentes en estas instalaciones:

  • Filtro de malla. Fabricado con hilo industrial de alta calidad, es un modelo que logra un alto grado de condensación, lo que optimiza la capacidad de absorción de grasas y malos olores, convirtiéndose en una solución perfecta para las cocinas industriales.
  • Filtro de lamas. También es muy efectivo para la retención de grasas; además, no gotea, de forma que se reduce el riesgo de incendios. Es muy fácil de limpiar y tiene una estética muy acorde con la de las cocinas industriales.
  • Filtro mixto o combinado. El flujo de aire pasa inicialmente por las lamas, que separan y retienen las gotas más gruesas evitando el riesgo de incendio y, después, por la estructura de mallas para filtrar las diferentes partículas orgánicas e inorgánicas. Estos filtros para ventilación industrial son especialmente eficaces para barbacoas y parrillas.
  • Filtro redondo. Su forma circular le permite adaptarse a los canales de ventilación tubulares muy demandados en el mundo del diseño industrial.
  • Filtro de marco desmontable. La posibilidad de manipular fácilmente el marco es una ventaja más para simplificar el mantenimiento de estas instalaciones.

Las cocinas industriales son uno de los ambientes en los que más se utilizan los filtros para ventilación industrial. De todas sus variantes, son los filtros húmedos los que mayores prestaciones proporcionan teniendo en cuenta las condiciones de estos locales. Independientemente de las cualidades que aportan otros modelos y que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el más efectivo en cada situación, los filtros húmedos o viscosos, como también se les denomina, son los que mejor retienen las partículas grasas, que se generan en grandes cantidades en las cocinas, evitando así que vuelvan a la corriente del aire. En cualquier caso, es siempre el estudio personalizado de los profesionales personalizado sobre las características de cada espacio el que aportará las soluciones más eficaces y rentables.

La importancia de una buena ventilación

Si hay un espacio en el que es necesario garantizar una adecuada extracción de aire, es el de las cocinas industriales. Además de los problemas comunes de contaminación que se generan en cualquier espacio cerrado, se añade la presencia constante de humos, olores, grasa, vapores y un aumento considerable de la temperatura. Todo ello hace imprescindible la instalación de un sistema de ventilación eficiente, dotado de unos filtros para ventilación industrial adecuados, ya que son los elementos clave para que el sistema responda a todas las obligaciones y demandas relacionadas con la calidad del aire y, también, con el confort de los trabajadores.

El papel de los filtros en una cocina industrial

Como hemos señalado, el proyecto de ventilación de una cocina industrial es una tarea que debe acometerse con prioridad dentro del diseño global de este tipo de espacios empresariales. Siempre ha de concebirse desde una perspectiva integral, pero poniendo uno de los focos de atención en la elección correcta de los filtros para ventilación industrial, dado su protagonismo para conseguir la máxima eficacia de un sistema al que se tienen que exigir las siguientes capacidades:

  • Eliminar los humos que se generen en la zona de cocción de la forma más inmediata posible para que su impacto en la calidad del aire sea el mínimo.
  • Evitar que se produzcan acumulaciones de monóxido de carbono que, entre otros peligros, puede provocar accidentes por combustiones no controladas.
  • Reducir el exceso de calor introduciendo aire limpio y fresco.
  • No crear corrientes de aire que puedan interferir en los procesos de cocinado o afectar a la comodidad con la que trabajan los profesionales.
  • Generar las mínimas vibraciones y ruidos para garantizar el confort ambiental.
  • Contar con un sistema de limpieza cómodo y sencillo de los filtros para ventilación industrial.

Tipos de filtros para ventilación industrial

Existen diferentes tipos de filtros para ventilación industrial en el mercado actual para garantizar la máxima adecuación a las necesidades de cada espacio en el que se instalen. Básicamente, se pueden hacer dos clasificaciones: una, atendiendo a su eficacia para disminuir la concentración de partículas en el aire, y otra, relacionada con su diseño. Exponemos ambas a continuación.

Filtros para ventilación industrial según el tamaño de las partículas

Todo el aire que respiramos contiene partículas en suspensión de diferentes tamaños que oscilan desde las 0,1 micras del humo o de los virus, por ejemplo, hasta las 100 micras del polvo o el polen. Una de las funciones esenciales de los filtros para ventilación industrial es contribuir a reducir la concentración de esas partículas y, para que sean eficaces o no se colapsen, es imprescindible utilizar el más adecuado teniendo en cuenta el tamaño de las partículas que tienen que separar. Según este criterio, existen 4 tipos de filtros:

  • De carbón activo. El carbón activo se suele usar para VOC’S(COV’S) y olores. Si hay partículas es aconsejable realizar una etapa previa de filtración ya que su función es pasar el gas por sus poros. Si le llegan partículas enseguida se colmata y dejan de ser eficientes. En cocinas se suelen colocar para eliminar olores de las partículas. Lo más aconsejable sería montar previo al carbón activo un filtro electrostático.
  • Electrostáticos. Son los filtros más eficaces en ambientes donde predomina el humo y el hollín.
  • Filtros húmedos. Se caracterizan porque tienen un entramado metálico o de fibras, impregnado en una materia viscosa que permite no solo que se filtren, sino que se retengan las partículas en suspensión.
  • Filtros secos. Fabricados con un material fibroso que reduce la velocidad a la que se filtra el aire.

Filtros para ventilación industrial según su diseño

Todos los filtros para ventilación industrial deben responder a la máxima calidad para soportar el uso intensivo y prolongado que se le da en las cocinas industriales. Además, contribuye a su eficacia elegir el diseño que mejor se adapta a las condiciones de cada proyecto concreto de ventilación. Estos son los más frecuentes en estas instalaciones:

  • Filtro de malla. Fabricado con hilo industrial de alta calidad, es un modelo que logra un alto grado de condensación, lo que optimiza la capacidad de absorción de grasas y malos olores, convirtiéndose en una solución perfecta para las cocinas industriales.
  • Filtro de lamas. También es muy efectivo para la retención de grasas; además, no gotea, de forma que se reduce el riesgo de incendios. Es muy fácil de limpiar y tiene una estética muy acorde con la de las cocinas industriales.
  • Filtro mixto o combinado. El flujo de aire pasa inicialmente por las lamas, que separan y retienen las gotas más gruesas evitando el riesgo de incendio y, después, por la estructura de mallas para filtrar las diferentes partículas orgánicas e inorgánicas. Estos filtros para ventilación industrial son especialmente eficaces para barbacoas y parrillas.
  • Filtro redondo. Su forma circular le permite adaptarse a los canales de ventilación tubulares muy demandados en el mundo del diseño industrial.
  • Filtro de marco desmontable. La posibilidad de manipular fácilmente el marco es una ventaja más para simplificar el mantenimiento de estas instalaciones.

Las cocinas industriales son uno de los ambientes en los que más se utilizan los filtros para ventilación industrial. De todas sus variantes, son los filtros húmedos los que mayores prestaciones proporcionan teniendo en cuenta las condiciones de estos locales. Independientemente de las cualidades que aportan otros modelos y que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir el más efectivo en cada situación, los filtros húmedos o viscosos, como también se les denomina, son los que mejor retienen las partículas grasas, que se generan en grandes cantidades en las cocinas, evitando así que vuelvan a la corriente del aire. En cualquier caso, es siempre el estudio personalizado de los profesionales personalizado sobre las características de cada espacio el que aportará las soluciones más eficaces y rentables.

La importancia de una buena ventilación

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *