Extractores industriales: ventilación para una adecuada salubridad del aire

Extractores industriales: ventilación para una adecuada salubridad del aire

¿A qué se debe la importancia de los extractores industriales en determinados ambientes? En la mayor parte de procesos y operaciones industriales que se llevan a cabo en la actualidad se generan atmósferas con elevados índices de contaminación del aire interior debido a los compuestos químicos y sustancias empleados en dichos procesos.

La generación de humos, gases contaminantes, vapores o concentraciones de polvo pueden llegar a generar un ambiente de trabajo poco confortable y en ocasiones, de baja salubridad para los trabajadores, especialmente si no se dispone de ventiladores y extractores industriales con el fin de garantizar la renovación del aire interior del recinto o lugar de trabajo.

Además, la utilización de determinada maquinaria o algunos procesos pueden generar asimismo elevadas concentraciones de calor que dan lugar a situaciones de disconfort y estrés térmico que deben ser mitigadas con un sistema de ventilación efectivo.

TLV, el valor umbral límite

Los ventiladores y extractores industriales tienen la función de mejorar la calidad del aire interior en aquellos recintos industriales en los que las sustancias contaminantes como las partículas en suspensión, el radón, ….. pueden llegar a suponer un riesgo para la salud de los trabajadores.

Para la evaluación de este riesgo para la salud de las personas que realizan su actividad profesional en un entorno industrial potencialmente contaminado por diversas sustancias se utiliza un criterio de valoración basado en el valor límite o valor TLV.

Los Valores Límite Umbral (Threshold Limit Values – TLV) se han desarrollado como guías para la ayuda en el control de los riesgos a la salud y se considera cómo la concentración “admisible” de una sustancia contaminante en el aire a la cual se puede exponer un trabajador a diario sin sufrir efectos adversos para su salud.

Los valores límites ambientales que se definen en un criterio de valoración pueden enfocarse básicamente desde dos puntos de vista: como unos valores máximos que no deben sobrepasarse en ningún momento, conocidos como valores techo, o bien como unos valores promedio máximos permisibles de exposición a lo largo de un tiempo, por ejemplo 8 horas/día, 40 horas/semana, 1 mes, 1 año o toda una vida laboral.

Descarga ahora nuestra guía gratuita: “Estudio ventilación de un obrador”

Extractores industriales de aire: principales sistemas

En el ámbito industrial se aplican principalmente dos sistemas de extracción de aire con el objetivo de mantener unos adecuados niveles de salubridad y calidad del aire interior.

  • Sistema de extracción general; es un tipo de sistema de ventilación general por el cual se renueva el aire y la eliminación de los contaminantes en un espacio determinado. Esta ventilación general puede ser completamente mecánica (entradas y salidas mecánicas), natural (entradas y salidas no forzadas) o bien mixta (entrada mecánica y salida natural y viceversa).En este tipo de sistemas habrá que tener en cuenta que cuando el sistema utilizado es la ventilación natural, es difícil un control riguroso del caudal de ventilación y por el contrario, en el caso de los sistemas mecánicos todos los parámetros están controlados con la ventaja añadida de conseguir la presurización adecuada del local, la preparación del aire de entrada según unas características determinadas, aprovechamiento energético por recuperación de calor del aire extraído y una mejor distribución del aire.
  • Sistema de extracción localizada; se trata de un sistema de ventilación conformado por un conjunto de elementos, más o menos complejo, que tiene la finalidad de captar los contaminantes del aire cerca de su origen o punto de emisión.

Es frecuente emplear los dos sistemas, el de extracción localizada para capturar y extraer la mayor parte del contaminante en el punto de generación y la extracción general para extraer el que no sea capturado por la localizada así como para el resto de contaminantes.

Componentes de un extractor industrial

Un sistema de extracción de aire localizada se compone de un elemento de captación (campana o cajón) que capta el contaminante y lo atrapa en una corriente de aire; un elemento de conducción (conductos o tuberías), un elemento de aspiración o ventilador generalmente centrífugo por su facilidad para vencer elevadas pérdidas de carga; un purificador de aire o filtro encargado de la eliminación del contaminante del aire y un conducto de salida.

Estos sistemas de extracción localizada son los más empleados en la industria ya que se adaptan a sistemas o procesos ya existentes pero su diseño, uso y mantenimiento serán fundamentales. Cuando se emplea un sistema de dilución porque el contaminante del aire no puede ser controlado en su origen será necesario calcular el caudal de aire necesario para conseguir una dilución suficiente del elemento contaminante y mantener su concentración por debajo de un valor aceptable.

Consejos adicionales

Adicionalmente, será aconsejable ubicar las salidas de aire del local cerca de los focos de contaminación, consiguiendo así un cierto efecto “extracción localizada”, además de evitar que el agente se disperse totalmente dentro del local. En cuanto a las entradas, se procurará que arrastren el aire limpio a las zonas más contaminadas, creando un cierto efecto “ventilación por desplazamiento”.

Este tipo de sistemas de dilución de los contaminantes, considerados como sistemas de ventilación general, se restringe a situaciones en las que no es posible o efectivo implementar otro tipo de medidas: la toxicidad y cantidad del contaminante es baja, los trabajadores están lo suficientemente alejados del foco, existen diversos focos contaminantes y la tasa de emisión del contaminante al medioambiente laboral es razonablemente uniforme.

Estudio de dos instalaciones de ventilación en un obrador

Haz un comentario