Sensor de CO2 y calidad del aire interior: confort y salud en el hogar

Sensor de CO2 y calidad del aire interior: confort y salud en el hogar

Un sensor de CO2 es un instrumento que se utiliza para la medición de gas de dióxido de carbono en un ambiente determinado. Habitualmente estos aparatos registran el dióxido de carbono en partes por millón (ppm) en los espacios ocupados y nos ofrecen una muestra de la concentración de este gas en el aire que respiramos.

Este tipo de mediciones se han convertido en un elemento imprescindible en un entorno como el actual. Nuestras edificaciones son cada día más herméticas y, en consecuencia, mejor aisladas. La ventilación y concretamente la calidad del aire interior son aspectos primordiales relacionados con la salud y el confort de nuestras viviendas y espacios de trabajo.

Con la utilización de sensores de CO2 se pueden identificar las zonas o estancias habitadas en las que los niveles de dióxido de carbono son superiores a los aceptables. A partir de aquí habrá que diseñar o ajustar los sistemas de ventilación y el flujo de aire a estas necesidades con el fin de obtener la adecuada renovación y calidad del aire interior.

Concentraciones habituales de CO2 y sus efectos

Como ya hemos comentado, las concentraciones de CO2 se miden en partes por millón (ppm). Dado que un elevado nivel de CO2 en el ambiente puede provocar efectos en la salud o en el rendimiento laboral, será aconsejable conocer los niveles considerados aceptables.

DESCARGA GRATIS NUESTRA GUÍA “LOS EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA EN LA SALUD DE LAS PERSONAS”

Niveles válidos de concentración de CO2

Con relación a las concentraciones de CO2 los valores establecidos como válidos serían los siguientes:

  • Concentraciones típicas de CO2 en ambientes exteriores: 350 – 450 ppm
  • Concentraciones aceptables de CO2 en IAQ: 600 – 800 ppm
  • Concentraciones tolerables de CO2 en IAQ: 1000 ppm

Niveles de concentración de CO2 y sus efectos

Y en cuanto a los distintos niveles de concentración de CO2 (en ppm) y sus efectos sobre las personas se establecen los siguientes parámetros:

  • Hasta 350 ppm; aire exterior
  • Hasta 1.000 ppm; sensación de aire enrarecido
  • Hasta 4.000 ppm; habitación mal ventilada
  • Hasta 5.000 ppm; concentración máxima aconsejable en el lugar de trabajo.
  • En concentraciones cercanas a los 30.000 ppm puede causar dolores de cabeza, falta de concentración, somnolencia, mareos y problemas respiratorios.

Cómo funciona un medidor de CO2

El funcionamiento de un medidor de CO2 dependerá del sistema que emplee, aunque lo más habitual es encontrar sensores de CO2 que funcionan por infrarrojos. Estos basan su funcionamiento en el principio de absorción de energía de los compuestos a una determinada longitud de onda, normalmente en el infrarrojo.

El dióxido de carbono y otros gases compuestos por dos o más átomos diferentes absorben la radiación infrarroja (IR) de una forma única y característica. El sensor contiene un emisor y un receptor de luz que mandan y reciben un haz con la longitud de onda de absorción de CO2. Este haz se ve atenuado (diferencia entre lo emitido y lo recibido) de manera proporcional a la cantidad de CO2 presente en el aire o mezcla de gases que se está analizando.

Características de los sensores de CO2

Todos los sensores de CO2 por infrarrojos destinados a la calidad de aire tienen unas características comunes. Estos son los beneficios con respecto a otro tipo de medidores como los químicos:

  • Son muy estables y altamente selectivos del gas medido
  • Se instalan fácilmente
  • Soportan condiciones de humedad alta, polvo, etc.
  • Tienen una prolongada vida útil

Cómo influye la estancia

En el momento de su instalación será conveniente tener en cuenta una serie de factores: el tipo de estancia y su geometría, su ocupación y la ventilación del área. Además, en determinados centros de trabajo donde la exposición al CO2 puede ser mayor, será aconsejable instalar los sensores cerca de los potenciales puntos de origen de las fugas para permitir una detección temprana.

Los medidores de CO2, como la mayor representación actual de sondas de la calidad del aire, nos permitirán disfrutar de un óptimo ambiente interior y de los máximos niveles de confort y salubridad.

Nuevos recuperadores de calor CADB-HE

Haz un comentario