Termohigrómetro: temperatura y humedad ideales en el ambiente

Termohigrómetro: temperatura y humedad ideales en el ambiente

La medición de la humedad relativa de una estancia es hoy en día fundamental especialmente si buscamos un ambiente saludable y con un elevado nivel de confort. Un termohigrómetro es un instrumento que sirve para medir la temperatura y la humedad relativa de un ambiente.

En función de los niveles de humedad relativa y temperatura que nos muestre el higrómetro sabremos si una estancia ofrece un adecuado nivel de confort térmico para los usuarios lo que nos permitirá actuar, en caso necesario, sobre los equipos y sistemas de climatización como el aire acondicionado, la calefacción o los sistemas de ventilación.

Este tipo de aparatos de medición suelen ser portátiles y de tamaño reducido y se alimentan mediante baterías.

Ámbitos de aplicación

En la arquitectura actual, a la construcción de edificios cada vez más herméticos, la medición y el control de la humedad ambiente es un requisito casi indispensable en muchos ámbitos, y más aún si cabe en edificios públicos por la incidencia de la humedad y la temperatura en la calidad del aire interior.

A la hora de medir la temperatura y humedad de una estancia serán varios los factores que influirán como por ejemplo:

  • La actividad que se esté llevando a cabo en el lugar
  • Intercambio de aire con el exterior y velocidad del aire interior
  • Densidad de personas en la estancia
  • El aislamiento y la capacidad de absorber la humedad de las paredes e instalaciones

Habrá que tener en cuenta además dónde se realizará la medición ya que su aplicación en ámbitos como la ventilación o climatización variará en función del tipo de ambiente. El uso de este tipo de dispositivos está muy extendido para la medición de las condiciones adecuadas de temperatura y humedad en hospitales, invernaderos, museos, bibliotecas, centros de datos, salas de computadoras, almacenes o instalaciones de domótica en los que su uso es fundamental.

Descarga gratis nuestra guía “Cálculos y aplicación práctica para una correcta circulación de aire por conductos”

Tipos de termohigrómetros

Fundamentalmente existen en el mercado dos tipos de termohigrómetros:

  • Termohigrómetros analógicos: emplean instrumentos analógicos, por lo que la medición viene indicada mediante esferas de agujas y escalas graduadas. Sus principales ventajas son su precisión, su facilidad de uso y lectura y que funcionan sin electricidad. Sus desventajas son que ofrecen pocas funciones y que únicamente permiten conocer las condiciones ambientales actuales. No suelen incorporar funciones barométricas adicionales.
  • Termohigrómetros digitales: son dispositivos electrónicos que cuentan con pantalla digital y alimentación mediante toma de red o batería. Sus principales ventajas son la gran cantidad de funciones que ofrecen, su precisión, la facilidad de uso y lectura gracias a los iconos y la posibilidad de emplear sensores remotos inalámbricos. Los termohigrómetros digitales se utilizan tanto para la medición de temperatura y humedad ambiente como para conductos.

Funciones adicionales

Entre las funciones adicionales que ofrecen este tipo de termohigrómetros digitales se encuentran las siguientes:

  • Opción para varios sensores remotos
  • Indicador del grado de confort
  • Cálculo del punto de rocío y de la temperatura de bulbo húmedo
  • Detección de grado de condensación
  • Sensor externo inalámbrico
  • Temperaturas máxima y mínima
  • Alarmas acústicas y ópticas en caso de exceder valores límites
  • Sonda desmontable con o sin cable
  • Cálculo de valores medios
  • Data logger para volcado de datos al ordenador
  • Conexión con ordenador

Los termohigrómetros digitales son idóneos en aquellas situaciones en las que necesitamos medir una ubicación diferente a la principal, por ejemplo, el interior y el exterior de una vivienda. En estos casos, los termohigrómetros digitales cuentan con un sensor externo inalámbrico que mide la temperatura y la humedad relativa en esa ubicación y la transmite a la unidad principal.

Con los datos que aporta este sensor podremos conocer al mismo tiempo la temperatura y humedad tanto interior como exterior, y con algunos dispositivos más avanzados, dispondremos además de mediciones adicionales como el punto de rocío, la sensación térmica y la presión barométrica.

Aplicación práctica conductos de aire

Haz un comentario