El Blog de la ventilación eficiente

Suscribir al blog

Soluciones para la humedad en la pared: ¿Cuál es la más adecuada para ti?

Publicado por S&P          febrero 12, 2024          Lectura: 4 min.

¿Quieres eliminar la humedad en las paredes de tu vivienda? ¿Estás buscando la solución más efectiva para lograrlo? Para acabar de una vez por todas con este insalubre y antiestético problema debes aplicar el método más apropiado a cada situación.

Lectura: 4 min.

En este artículo exponemos las diversas soluciones que ofrece el mercado, abordando sus ventajas, desventajas y particularidades según la casuística.

Pared con humedad: solución a medida

Existen diferentes soluciones para tratar una pared con humedad. Sin embargo, como hemos mencionado, existe una gran diversidad de casos y es importante elegir la opción ideal para cada situación.

Antes de decidir entre una u otra es necesario valorar el tipo de humedad que afecta a la pared, el coste en base a la efectividad real y la facilidad de aplicación.

Debemos comenzar por aclarar que la presencia de humedad en las paredes de la vivienda puede ser debida a una infiltración desde el exterior o puede producirse desde el interior por condensación.

En el primer caso, es imprescindible localizar el origen del problema y proceder a la reparación o sustitución de todos los elementos dañados, antes de ocuparnos de la pared o de las paredes dañadas.

En el caso de la humedad por condensación, antes de hablar de las posibles soluciones, es necesario considerar los tres elementos fundamentales para prevenir la aparición de la humedad en la pared:

  • Una ventilación adecuada que renueve el aire circulante y mantenga unos correctos niveles de humedad relativa.
  • Un buen aislamiento térmico de las paredes que las mantenga frías para no favorecer la condensación.
  • Reducir los niveles de vapor, utilizando el extractor al cocinar o procurando ventilar bien el baño tras la ducha.

Para las paredes con humedad, las soluciones a considerar son las siguientes:

Pintura antihumedad

El uso más común de la pintura antihumedad es el de cubrir manchas ya existentes en una superficie pintada y evitar que vuelvan a aparecer. Cuándo utilizarla: Para cubrir manchas de humedad leve y evitar que reaparezcan.

Pintura-antihumedad-humedad-en-la-pared-S&P

Es útil para: Humedades leves y muy superficiales.

Ventajas: 

  • Es una opción económica y fácil de aplicar.
  • Actúa como barrera protectora de la pared.
  • Sirve para eliminar las manchas a consecuencia del problema de humedad en la pared.

Desventajas:

  • Si existe un problema de humedad grave o sostenido no es una solución efectiva para arreglar el problema de raíz. Si la humedad es por causa de una filtración, habrá que localizar el foco y realizar la reparación que sea necesaria. Si la humedad es debida a la condensación y no se realiza una buena ventilación que renueve el aire y evite que esté cargado de humedad, la pintura será una solución meramente estética y temporal, pero las manchas reaparecerán.
  • En el caso de paredes muy afectadas por humedad avanzada, una vez resuelto el problema, habrá que reparar la pared antes de pintar.

Deshumidificadores

El uso más común de los deshumidificadores es el de reducir la humedad del aire en una habitación. El deshumidificador recoge el vapor de agua del aire y lo condensa en su interior para ser eliminado mediante un recipiente o una conexión a la red de saneamiento.

Es útil para: Reducir la humedad ambiental en espacios cerrados pequeños.

Ventajas: 

  • Su precio es asequible. Existe una amplia variedad de deshumidificadores en el mercado.
  • Es útil si queremos eliminar excesos puntuales de humedad en lugares pequeños, como un baño.

Desventajas:

  • Si la humedad es por filtración, el uso del deshumidificador no soluciona el foco del problema.
  • En caso de humedad por condensación, solo es útil en estancias pequeñas, no elimina el exceso de humedad en la vivienda.
  • Si el grado de humedad en la estancia es muy elevado, es muy probable que el deshumidificador no sea suficiente.

Placas antihumedad

Es útil para: Tratar humedades por capilaridad y filtraciones.

Las placas antihumedad se suelen usar para tapar los signos de humedad en las paredes. Están elaboradas con una mezcla de materiales como cemento, yeso o fibra de vidrio, entre otros, que le confieren propiedades higroscópicas, es decir, tienen la capacidad de absorber el agua y evitar que salga a la superficie.

Placas-antihumedad-humedad-en-la-pared-S&P

Ventajas:

  • Esconden las manchas de moho y hongos.
  • Son relativamente fáciles de instalar.
  • Su precio es asequible.

Desventajas:

  • No eliminan el problema de la humedad por condensación, solo tapan las manchas o las filtraciones de agua. 
  • Son frágiles a los golpes, aunque se pueden reparar.
  • En caso de humedad por filtración hay que tener en cuenta que, si la cantidad de agua es importante, las placas pueden resultar dañadas definitivamente. 
  • Cumplen una función estética, si la humedad se debe a la condensación y no se corrige el exceso, las humedades continuarán en la pared tras la placa.

Ventilación mecánica controlada

Los sistemas de ventilación mecánica controlada se usan para extraer el aire cargado de humedad y los contaminantes presentes, logrando renovarlo en todas las estancias. 

Sistema-de-distribución-vmc-S&P

Es útil para: Prevenir y solucionar problemas de humedad por condensación.

Ventajas:

  • En las humedades por condensación, es la solución más eficaz, pues termina con el foco del problema.
  • Consigue una óptima circulación del aire de manera permanente.
  • Controla los niveles de humedad relativa evitando la formación de condensaciones.
  • Aporta beneficios añadidos como el aumento del confort en el hogar, contribuyendo al ahorro energético y a la sostenibilidad.

Debes saber:

  • Mayor inversión inicial, ahorro y beneficios a largo plazo.
  • Requiere instalación.

La ventilación mecánica controlada es una solución integral que, aunque implica una instalación profesional, representa una inversión inteligente y eficaz para el control duradero de la humedad. Esta opción, si bien requiere una mayor inversión inicial, ofrece beneficios a largo plazo, como un ambiente interior saludable, una mejor calidad del aire y una mayor eficiencia energética. Su diseño avanzado y su capacidad para manejar de manera óptima la humedad en el hogar la convierten en la mejor elección si se busca una solución efectiva y definitiva.

La presencia de humedades en las paredes conlleva riesgos para la salud de las personas y deteriora los materiales del hogar. El objetivo ha de ser eliminar el exceso de humedad de forma eficiente y duradera.